¿Qué es infraseguro?

El seguro de hogar es una herramienta importante para proteger uno de los mayores patrimonios que poseemos: nuestro hogar. Sin embargo, muchas veces no prestamos la suficiente atención a los detalles de nuestra póliza y podemos encontrarnos con sorpresas desagradables en caso de un siniestro. Uno de los conceptos que debemos entender a la hora de contratar un seguro de hogar es el de infraseguro. En este artículo exploraremos qué es el infraseguro, cómo afecta a nuestra póliza y cómo podemos evitarlo.

¿Qué es infraseguro?

El infraseguro es una situación en la que el valor declarado del seguro de un bien es inferior a su valor real. En términos sencillos, significa que no estamos asegurando nuestro hogar por la cantidad de dinero suficiente en caso de un siniestro. Esto puede ocurrir por diversas razones, como subestimar el costo de los bienes, no actualizar la póliza con el paso del tiempo o no incluir ciertos elementos en la cobertura.

Efectos del infraseguro

El principal efecto del infraseguro es que, en caso de un siniestro, no recibiremos una indemnización adecuada para cubrir los daños. Por ejemplo, si tenemos un seguro de hogar que cubre hasta $150.000 y sufrimos un incendio que nos causa pérdidas por un valor de $200.000, sólo recibiremos la indemnización correspondiente a la cobertura máxima, dejándonos con una diferencia de $50.000 por cubrir de nuestro propio bolsillo.

Además, el infraseguro también puede tener consecuencias a la hora de renovar o contratar una nueva póliza. Las aseguradoras pueden considerar que las propiedades de un cliente con historial de infraseguro son más riesgosas y, por lo tanto, aumentar las primas de sus seguros o incluso negarse a cubrir determinados bienes.

Causas del infraseguro

Una de las principales causas del infraseguro es la falta de actualización de la póliza. Con el paso del tiempo, el valor de los bienes puede aumentar debido a la inflación, adquisición de nuevos bienes o mejoras en la propiedad. Si no actualizamos estos cambios en nuestra póliza, estaremos asegurando nuestro hogar por una cantidad inferior a su verdadero valor.

Otra causa común es la subestimación del valor de los bienes. Muchas veces, no somos conscientes del precio real de los objetos que poseemos, y al momento de contratar el seguro declaramos un valor inferior al necesario. También puede suceder que no consideremos elementos importantes en nuestra cobertura, como joyas, obras de arte o equipos electrónicos de alto valor.

Cómo evitar el infraseguro

La clave para evitar el infraseguro es revisar y actualizar periódicamente nuestra póliza de seguro de hogar. Debemos asegurarnos de que el valor declarado sea suficiente para cubrir la totalidad de nuestros bienes y, en caso de cambios en nuestra propiedad, notificar a la aseguradora y actualizar la póliza con la nueva información.

Otro consejo importante es contratar una póliza basada en el valor de reposición, en lugar del valor de mercado. El valor de reposición es el costo de reconstruir nuestro hogar con materiales similares en caso de un siniestro, mientras que el valor de mercado es el precio que tendría nuestra propiedad en el mercado inmobiliario. En caso de un siniestro, el valor de reposición garantiza que recibiremos la cantidad necesaria para reconstruir nuestro hogar, y no el valor de mercado que puede ser inferior debido a factores como la ubicación y la depreciación.

También es importante leer detalladamente nuestra póliza y asegurarnos de que todos los bienes que queremos cubrir están incluidos en la cobertura. En caso de tener dudas sobre qué elementos pueden ser considerados como bienes asegurables, es recomendable consultar con un agente de seguros.

El infraseguro es un concepto importante que debemos tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de hogar. Una póliza que no cubra adecuadamente nuestros bienes puede tener graves consecuencias en caso de un siniestro y puede resultar en mayores costos a largo plazo.

Para evitar el infraseguro, es esencial actualizar nuestra póliza periódicamente y asegurarnos de que el valor declarado de nuestros bienes sea suficiente. También es recomendable contratar una póliza basada en el valor de reposición y leer con detenimiento los detalles de nuestra cobertura. Al hacerlo, estaremos protegiendo adecuadamente uno de nuestros mayores patrimonios: nuestro hogar.

Deja un comentario